viernes, 6 de septiembre de 2013

Temporada de moras


Llevaba ya cerca de 4 años sin recoger moras para mermelada, mas que nada porque al tener los peques en casa es mas difícil, mientras son pequeños yo no iba porque o estás pendiente de ellos o de recolectar y hay algunas veces que debes andar mucho para poder llevarte a casa un kilo de moras.

Este año decidí que me iba con ellos si o si, ya son mayorcitos y les encanta recorrer caminos por los montes paseando y por lo menos en mi zona hemos tenido suerte y no han aparecido, gracias a dios, esos mamones que queman los montes dejándolo todo arrasado, la pena es que no lloviera un poco mas fuerte porque casi ni me dí cuenta de que teníamos la carretera mojada.

La primera vez que fuí nos fuímos en coche a recorrer los alrededores, éramos bastantes, mi hermana, su hija, mis hijos y una vecina con su hijo aunque las que mas recogimos fuímos las adultas porque los peques se dedicaban a comerlas, yo no quise probar ni una porque si no.....Recogimos casi 3 kilos.

La segunda vez éramos solo mis peques y yo y ya ni cogí el coche, me fuí cerca de casa y fue alucinante, en mi vida recogí tanta mora en tan poca extensión de terreno, y en las alturas? Qué pena de escalera.....por qué las mejores, las mas grandes y maduras están fuera del alcance? Recogí yo sola en 2 horas casi dos kilos de moras.

La tercera vez ya me adentré mas en el monte, recorrimos caminos siempre sin perder de vista a lo lejos la zona donde vivo y estuvimos 3 horas y recogí 1 kilo, pocas la verdad.....pero nos lo pasamos genial los 3 y quedamos cansadísimos, posiblemente mañana repita y ya será la última, nos quedamos ya sin temporada pero para el año que viene pienso empezar antes ahora que sé que tengo moras al ladito de casa.

Hice un montón de mermelada de moras, muchos botes que ya os enseñaré en otra entrada, no los botes que la mayoría ya los regalé, sino como la haga. 

Y por qué la regalo os preguntaréis? Eso mismo me preguntaron casualmente esta misma semana, con el trabajo que dan recoger moras, quedé picada por todos lados, las manos, por los brazos, las piernas, hasta en la cara......para mi, regalar algo que hago yo, es una manera de agradecer otras cosas que hacen las personas por mi, cosas como llamarme una amiga cuando me encuentro mal, acordarse de mi para ir al cine con mis hijos o simplemente ser amables cuando saludas....no sabría explicarlo mejor.....no se trata de estar agradecida por favores económicos, se trata de la amistad, de que aunque pasen días, semanas o meses, sepas que esa persona está ahí apoyándote sin necesidad de tener que hablar todos los días, de que te acepten tal como eres y de que nunca te den la espalda o te dejen atrás por no poder seguir su ritmo, simplemente porque te caen bien....y nada mas ni nada menos.

Hice casi 20 botes y me quedan 7 y creo que ya regalé toda la que debía, ahora toca la mermelada de Melocotones de Calanda que es el mejor melocotón para hacer mermelada.

Por fin empieza el cole y me apetece volver a la rutina diaria, lo hecho de menos y volver a actualizar el blog tengo un montón de cosas que enseñaros, las Galletas de Comunión que hice para mi hijo, una Tarta Piano que no es de fondant, una Tarta semifría superfacilita de hacer y mas cosas, nos espera un invierno agitado.

Bicos

Chao 

2 comentarios:

  1. Mi querida amiga, que entrada mas bonita que razon tienes en lo de regalas, ese bote de mermelada, no tiene precio, y seguro que las personas que lo reciban sabran con el cariño y gusto que lo has hecho, para mi son los regalos mas valiosos del mundo, bueno decirte que maravilla poder coger moras de esa manera, me gustan con locura, pero por esta zona no se encuentra ni una, te aseguro que si estuviera cerca de ti, seria tu compañera de fatigas jejeje, Mil besicos, y sigue haciendo esos lindos regalos

    ResponderEliminar
  2. Holaaaa, qué guai son esos paseos!Y cuánto los disfrutasteis en familia seguro! A nosotros también nos gusta pasear por el monte, pero claro, el peque aún tiene cuatro años y se nos cansa enseguida :) Recoger moras es algo que nos apetece hacer cuando vaya más grande. Nosotros de pequeña lo hacíamos mucho y nos lo pasábamos pipa.Y decirte que eres muy generosa, te confieso que a mi también me gusta más regalar que que me regalen, y si encima son detalles que salen de nuestras manos mucho más, porque lo que cuenta es el cariño que en ellos se deposita y el gusto de hacérselos llegar a la gente que más queremos. Estoy segura de que encantaron esos botes de mermelada :) Poco a poco te pondrás al día. Yo estoy algo perezosa, y creo que seguiré así hasta finales de octubre, pero espero publicar al menos una vez por semana o eso espero. Bueno, biquiños y muy buen comienzo de cole :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...